• Inicio

  • Cámbiate a Octopus

  • Tarifas

  • Solar

  • Ayuda & FAQs

  • Sobre nosotros

  • Blog

  • Nuestra energía verde

  • Nuestras políticas

  • Contacto

  • Trabaja con nosotros

¿Cuándo nos quedaremos sin combustibles fósiles?

Las naciones del mundo están activamente intentando reducir su dependencia de los combustibles fósiles, pero la demanda energética no hace más que aumentar año tras año. El Informe de Estado Global de Energía y CO₂ de 2019 reveló que la demanda mundial de de energía aumentó un 2,3% en ese año, el mayor aumento de esta década.

Para satisfacer esta demanda global, las naciones han vuelto a poner sus miras en los combustibles fósiles. En 2019, más del 70% de la demanda de energía se cubrió con petróleo, gas natural y carbón. Como resultado, las emisiones de CO₂ aumentaron un 1,7%. Pero, como ya sabemos, los combustibles fósiles no nos durarán para siempre así que, ¿hasta cuándo nos durarán?

¿Qué son los combustibles fósiles?

Antes que nada, un repaso. Hemos oído hablar mucho de los combustibles fósiles, pero ¿qué son exactamente? Por su nombre, parecen cosa del pasado, pero son fósiles con todo el sentido de la palabra. Son restos de organismos que vivieron hace millones de años, como plantas y animales, que quedaron atrapados bajo tierra en grandes depósitos. Con el paso de los años, estos restos se fueron comprimiendo y fosilizando, creando fuentes de combustible ricas en carbono, como el petróleo, el gas natural y el carbón.

Dado que los combustibles fósiles requieren tantísimo tiempo en ser creados, no podemos esperar simplemente a que se generen más. Además, lo consumimos a un ritmo increíblemente rápido, por lo que nos estamos quedando sin reservas. Pero el hecho de que nos estemos agotándolo no es lo más terrible de los combustibles fósiles. Lo peor de su uso es que, al quemarlos, se desprenden muchos gases perjudiciales para la salud y el medioambiente, además de muchas otras enfermedades y problemas sociales que provienen del calentamiento global al que contribuye su uso.

Recordemos que estamos a punto de alcanzar el límite de 2 grados que indica el IPCC para evitar el calentamiento global ‘catastrófico’, si quemamos solo el 20-30% de las reservas mundiales de combustibles fósiles.

¿Cuándo se acabarán los combustibles fósiles?

A pesar de que se crearon hace millones de años, solo llevamos consumiéndolos un breve periodo de tiempo - solo unos 200 años. Y en este tiempo hemos consumido ya una gran cantidad de las reservas, lo que lleva a mucha gente a preguntarse cuándo se acabarán.

La respuesta no es sencilla. Distintas fuentes indican distintas estimaciones y no hay un acuerdo universal del tiempo que durarán. Hay muchos factores a tener en cuenta para la estimación, como el tipo de combustible, nuestros niveles de uso y si encontramos nuevas reservas.

Si seguimos usándolos al ritmo actual, la estimación general indica que los acabaremos para el año 2060. Llegados a este punto, puede que encontremos algún nuevo depósito, extendiendo la fecha límite algunos años más, pero merece la pena recordar que, si queremos alcanzar el nivel ‘relativamente’ seguro de aumento de la temperatura de solo 2 grados para el año 2050, el 80% del carbón, el 50% del gas y el 30% del petróleo serían “incombustibles”, es decir, no los podemos utilizar.

¿Cuándo nos quedaremos sin petróleo?

Cada combustible fósil tiene una fecha límite de vencimiento. En 2018, la demanda de petróleo aumentó un 1,3%, que es casi el doble del crecimiento que tuvo en los diez años anteriores. Con una demanda que proviene en su mayoría del sector de la movilidad, nuestras reservas de petróleo se están acabando mucho antes que los demás combustibles fósiles. De hecho, si no encontramos nuevas reservas, se estima que los depósitos de petróleo se acabarán en 2052.

¿Cuándo nos quedaremos sin carbón y gas natural?

Se espera que el carbón y el gas natural duren un poco más que el petróleo. Si continuamos usando estas dos fuentes de energía al ritmo actual, se espera que duren hasta 2060. Sin embargo, el consumo de gas ha crecido considerablemente en el último año, aumentando un 4,6%. Solo China representa más de un tercio de este crecimiento, siendo la construcción y la industria los responsables del 80% de este aumento de la demanda a nivel global.

La demanda de carbón decreció a principios de la década, pero vio un repunte de demanda a finales de 2018 debido a la mayor producción de energía proveniente del carbón en Asia. Renombrado como el mayor contaminante de todos los combustibles fósiles, los esfuerzos para reducir su consumo han sido los más evidentes.

¿Y cuáles son las alternativas?

Las fuentes de energía renovables, como la solar y la eólica, suponen una alternativa a los combustibles fósiles. Y como sugiere su nombre, estas fuentes de energía no se acaban. Y no solo eso, sino que su uso es más respetuoso con el medio ambiente, ya que producen menos (o incluso cero) emisiones de CO₂ al producir electricidad.

Si quieres cambiarte a una fuente de energía renovable, echa un vistazo a nuestras tarifas. Todas ellas te aseguran un 100% de energía renovable y limpia para el planeta.

author image

Claudia Cuñat

Marketing Specialist

Publicado el 19 10 2022

Posts relacionados

Image post

Mitos de las energías renovables

Aclaramos las mayores dudas —o mitos— de las energías renovables.

Image post

Por qué ajustar tu consumo es bueno para el planeta

Ajustar tu consumo energético es bueno para el planeta, en este blog te contamos por qué y qué puedes hacer para contribuir.

Image post

7 trucos que te ayudarán a ahorrar en tu factura

Te traemos unos trucos sencillos, rápidos y efectivos que puedes hacer en casa para ahorrar en la factura de la luz.

Configurar cookies