Banner

Tips para que no se escape el calor de tu hogar

¿Has escaneado tu casa con la cámara térmica Flir ONE? Si todavía no lo has hecho, este post te interesa.

Identificando zonas por las que se puede estar perdiendo calor, gracias al uso de las cámaras térmicas, podrás ponerle remedio y conseguir un hogar más eficiente energéticamente. 

En este post te contamos algunas soluciones prácticas para que, sin hacer obras, puedas mejorar la eficiencia energética de tu casa en aquellos puntos en los que de manera habitual, suelen producirse fugas de calor.

Las puertas

Si la cámara térmica muestra zonas con colores azules (fríos) en tus puertas, tu calor se está escapando de tu casa. ¿Qué puedes hacer? Bloquear las corrientes de aire. 

  • Si el calor se va por la parte inferior de la puerta, la solución es tan sencilla como comprar un burlete. Existen de muchos tipos, pero en la actualidad, los de silicona son una buena opción para aislar tu casa. 

  • ¡También los puedes hacer tú! Rellenando medias con calcetines, arroz, bolsas de plástico o cualquier material que tengas a mano. Aquí te dejamos uno de los muchos tutoriales que puedes encontrar en YouTube para hacer tu propio burlete personalizado. 

Quiero una cámara térmica

Para las corrientes de aire que se generan alrededor de los bordes de las puertas, existen unas tiras autoadhesivas que te ayudarán a eliminarlas. 

Las tiras de espuma son la opción más económica, pero su vida útil es corta. Puedes encontrar de otros materiales como plástico o metal que duran más tiempo. Aquí hay una guía paso a paso sobre cómo instalar tiras autoadhesivas para sellar corrientes de aire.

Ventanas

  • En invierno, si dejas las cortinas y persianas abiertas dejarás que entre el sol y de forma gratuita, ayude a tener tu casa más caliente. Cuando se esconda, cierra las cortinas y las persianas para mantener el calor dentro y el frío fuera. 

  • Si vives en una zona muy fría, puedes incorporar forros para cortinas (o incluso una cortina de ducha) para espesar las cortinas que tengas en esos momentos.

  • Otra alternativa es usar silicona para sellar cualquier espacio con corrientes de aire alrededor de los bordes de las ventanas.

  • También podemos tener fugas de aire frío o calor en las cajas en las que se “enrollan” las persianas. En este vídeo te mostramos un remedio que puedes hacer para aislar la caja de las persianas

Las cortinas, grandes aliadas de la eficiencia energética

Las cortinas permiten bloquear el frío o retener el calor frente a puertas externas. 

  • En la foto de abajo vemos muchas áreas azules oscuras con la ventana cerrada y las cortinas abiertas. Esto muestra que la corriente de aire fría entra por huecos alrededor del marco por lo que la ventana no está bien aislada (es de un solo vidrio).

  • En esta foto, ya con las cortinas cerradas, vemos colores anaranjados y magentas, lo que muestra que el área ahora está más cálida, ya que la cortina está bloqueando las corrientes de aire y atrapando el calor del interior de esta habitación.

Extractores

Dejar un extractor encendido puede enfriar toda tu casa, así que recuerda apagar tu campana extractora cuando hayas terminado de usarla.

Puedes obtener un extractor con temporizador para asegurarte de que no se quede encendido innecesariamente.

Algo similar sucede con los aparatos de aire acondicionado. En esta imagen se puede ver cómo cuando está encendido la cámara detecta el calor, y qué zonas tienden más hacia el oscuro (corriente fría).

Radiadores

Los radiadores necesitan “espacio” y un buen mantenimiento para poder cumplir con su función de calentar las habitaciones. Por eso: 

  • Te recomendamos que muevas cualquier objeto que impida el paso del calor, como son los sofás, y asegúrate de que las cortinas no cuelguen delante de ellos.

  • El polvo que se acumula entre las aletas de los radiadores los hace menos eficientes. Mantener limpios los radiadores para evitar la acumulación de polvo usando una aspiradora y un plumero para radiadores es una buena manera de mejorar su rendimiento. 

  • ¡No te olvides de purgarlos! El aire atrapado en los radiadores también reduce su eficiencia; si hay puntos fríos en tus radiadores, es una señal de que necesitan purgarse para liberar el aire atrapado. Aquí hay un tutorial sobre cómo purgar tus radiadores.

  • Un truco es poner un estante justo encima de un radiador ayudarás a dirigir el calor hacia adelante en la habitación, en lugar de dejar que suba al techo. Puedes encontrar estantes fáciles de instalar y clip-on en la mayoría de ferreterías o tiendas de bricolaje.

Otros elementos como tuberías vistas, calderas, zócalos o chimeneas también deben examinarse con una cámara térmica para ver si tienen fugas de aire. 

Chimeneas

Si aún usas tu chimenea, puedes comprar o hacer tu propia pantalla desmontable para la chimenea para reducir las corrientes de aire.

Esta chimenea, aun estando inactiva, está bien aislada gracias a la puerta y su cierre hermético no permite que entre corriente de aire.

  • Solo necesitas algo de madera contrachapada o cartón grueso cortado a medida y cinta aislante/papel de aluminio. Mientras el fuego esté apagado, colócalo en su lugar en tu chimenea.

  • Un globo desmontable para chimeneas o un tope para corrientes de aire para chimeneas –ambos rondan los 30€– se pueden colocar en la chimenea para evitar la pérdida de calor cuando el fuego esté apagado. Si usas uno de estos, ¡no olvides quitarlo antes de encender el fuego!

  • Si tu chimenea ya no se usa, considera taparla profesionalmente (unos 150€).

Tablas y zócalos del suelo

  • Coloca una alfombra (o recortes sobrantes de alfombra) sobre las tablas de suelo expuestas para reducir las corrientes de aire a través de los huecos.

Se puede usar masilla para sellar huecos en el suelo/alrededor de los zócalos. Es mejor usar masilla que pueda tolerar el movimiento, ya que las tablas pueden contraerse y expandirse.

  • Si no usas esa habitación, ¡ciérrala! Dado que el calor fluye naturalmente de espacios más cálidos a más fríos hasta que no hay diferencia de temperatura, mantener cerradas las puertas de habitaciones no utilizadas y no climatizadas ahorra el gasto innecesario de calefacción.

  • También puedes usar un tope para corrientes de aire en la base de la puerta.

En definitiva, lo que debes saber es que si no tenemos en cuenta las corrientes de aire frío, tu calefacción tiene que esforzarse más para mantener tu casa caliente, lo que hace aumentar el gasto energético y, con ello, tus facturas de luz y, por supuesto, tu huella de carbono. 

¡Así que tapa esas corrientes de aire y quédate caliente este invierno! 

Quiero una cámara térmica

Imagen del autor

Iria Lago

Marketing Specialist

Publicado el 8 enero 2024

Posts relacionados

post

Octopus Zero, nuestra apuesta para eliminar las facturas de luz

Octopus Zero garantiza dos años de facturas de luz a 0€ a quienes realicen una instalación de autoconsumo con paneles solares y una batería de almacenamiento

post

¿Has oído hablar del certificado de eficiencia energética?

El certificado de eficiencia energética es una etiqueta que clasifica los electrodomésticos en función de su consumo. ¿Quieres aprender a leerla? ¡Te explicamos cómo en este post!

post

Campaña #HogaresSinFrío. ¡Te prestamos una cámara térmica para que sepas por dónde se escapa el calor en tu casa!

¡Hogares sin frío! Esa es la idea que ha dado origen a nuestra campaña que lleva el mismo nombre, #HogaresSinFrío, una iniciativa con la que queremos ayudar a nuestros clientes…